Qué alimentos te ayudan y cuáles no a apaciguar ciertas dolencias. Parte I

0
169

sopaEs cierto que los alimentos, por sí mismos, no tienen propiedades curativas, pero también lo es que unos son más adecuados que otros cuando se tienen determinadas dolencias. Fíjate bien cuáles son las mejores y las peores opciones cuando se sufre algún síntoma de gripe, resfriado o de otros tipos de enfermedades de las vías respiratorias como el dolor de oídos, la congestión, el dolor de cabeza y el dolor de cuerpo.

– Dolor de cabeza: La deshidratación es una de las causas del dolor de cabeza. Así que otra vez aconsejamos asegurarnos del origen del síntoma antes de intentar aliviarlo. Lo mejor: Agua y otros fluidos. Aunque la cafeína es conocida por su capacidad de deshidratar en este caso y en pequeñas dosis podría ayudar.  Lo peor: Los edulcorantes artificiales, como el MSG que se encuentra en algunas salsas como la de soja, los quesos curados y antiguos que contienen tiramina. Evita el chocolate, el vino tinto y los frutos secos. La tiramina se relaciona con el aumento de la presión sanguínea lo cual puede provocar dolor de cabeza. 

– Dolor de oídos. Lo mejor: Si el dolor está producido por un resfriado y la congestión nasal que provoca, puedes comer caldos no grasos o sopa de pollo. Los ácidos grasos Omega 3 que se encuentran en el salmón y en las nueces reducen la inflamación, así como la vitamina C que se encuentra en las verduras de hoja verde, las moras y los cítricos que fortalecen el sistema inmunológico.  Lo peor: Los lácteos pueden empeorar la congestión, con excepción del yogurt que contiene probióticos. Mejor evitar los alimentos procesados, pues favorecen la inflamación y retrasan la recuperación. 

Josamny Moya

 
 
 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY