El esguince de tobillo y cómo tratarlo

0
223

qEl esguince de tobillo es una lesión muy común que puede producirse durante la vida cotidiana o al practicar un deporte. Sin ser muy importante, no hay que descuidarlo, pues  puede haber recurrencias, secuelas dolorosas y pérdida de estabilidad.

Al desgarrarse un ligamento de esta parte de las extremidades inferiores del cuerpo, estamos ante lo que llamamos un esguince de tobillo. Este está estabilizado por un ligamento externo que se compone de tres haces y un ligamento interno. El esguince benigno es el más común y afecta uno de los haces del ligamento externo.

Las causas pueden ser desde una simple torcedura al caminar hasta un fuerte impacto, como tocar tierra tras un salto en paracaídas. Lo más común es que quede afectado el ligamento externo. Puede aparecer un dolor muy variable, que a veces no se siente y su intensidad no siempre es proporcional a la gravedad. Un crujido puede ser un signo de rotura. Unas horas más tarde, cuando el tobillo se enfría, aparece el dolor y el edema, lo que imposibilita apoyar el pie.

El principio general para la curación es eliminar toda presión sobre el ligamento lesionado. Si no se siente presión al apoyar el pie o al caminar ni en los movimientos de flexión y extensión del pie, el especialista puede recetar una férula de tobillo desmontable. Esta se coloca en el zapato y permite caminar apoyando completamente el pie neutralizando los movimientos laterales.

Escrito por: Josamny Moya

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY