Ponle fin a tu piel seca

0
173

qUna piel seca, a diferencia de una piel normal, ha perdido su suavidad y flexibilidad. Puede volverse apagada y rugosa con tendencia a tiranteces y rojeces. Para luchar contra estos síntomas desagradables, la hidratación diaria resulta imprescindible.

Es importante diferenciar una piel seca (falta de lípidos) de una piel deshidratada (falta de agua). Se trata de dos problemáticas distintas, aunque una piel seca casi siempre necesita agua ya que la barrera lipídica es más fina y no es capaz de retenerla. Las pieles secas patológicas (dermatitis atópicas, eczema o psoriasis) que necesitan un seguimiento médico.

¿Qué hacer? Es importante limpiar con leche hidratante, más que con un tónico, la seca fina e irritable: el proceso de hidratación comienza al desmaquillarse.  Después tendrás que aplicar una crema de día ultraprotectora a base de ceramidas, vitaminas y materia grasa. Estos cuidados hidratantes reconstruirán la barrera cutánea, retendrán el agua y absorberán la que contienen las cremas. También puedes aplicarte unas gotas de aceites esenciales en el rostro antes de la crema para reforzar sus efectos hidratantes.

¿Qué no hacer? Cuando tienes la piel seca, hay que evitar al máximo el agua, el jabón, los geles y otros productos astringentes. En invierno, opta por una cold cream y no te expongas al sol sin protección (aunque esta recomendación vale para cualquier tipo de piel: ¡cuestión de seguridad!). Lo ideal es aplicar una crema de día que incluya un filtro solar, durante todo el año. Por último, hay que evitar los productos a base de alcohol para no irritar más la epidermis.

Escrito por: Josamny Moya

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY