¿Cómo curar un hematoma?

0
296

hematomasLos hematomas, en particular los subcutáneos y los intramusculares, suelen aparecer tras un golpe. ¿Cómo curarlos? ¿Cuándo deberíamos consultar con el médico? Respondemos a tus preguntas. Un hematoma es una acumulación de sangre en los tejidos superficiales o profundos (piel, órgano, músculo) causada por la rotura de uno o varios vasos capilares. Los hematomas subcutáneos son los más frecuentes y se caracterizan por una hinchazón dolorosa y un color azulado.

Para tratar los hematomas subcutáneos e intramusculares se suele aplicar pomada o hielo envuelto en un paño sobre la zona afectada. Sin embargo, si el hematoma es de gran tamaño puede ser necesario pincharlo para drenar la sangre. Un hematoma intramuscular es una distensión -que puede provocar un sangrado y será síntoma de una lesión muscular grave- o de un golpe directo en el músculo y que puede entrañar el mismo tipo de lesión. Entre sus síntomas están, dolor muscular fuerte en el lugar de la contusión, hinchazón importante de la zona si el hematoma es superficial, y una equimosis (coloración de la piel) asociada a la infiltración de sangre.

La mayoría de los hematomas subcutáneos son benignos y desaparecen de manera espontánea. Sin embargo, si un hematoma es grande, será mejor consultar con un médico y más si está situado donde la molestia es importante, por ejemplo en el tórax, cerca del corazón, o en el abdomen.

Escrito por: Josamny Moya

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY